Alergia al trigo

La alergia al trigo no debe confundirse con la celiaquía. El agente desencadenante de la reacción alérgica son las distintas fracciones de proteínas del trigo. Distintos análisis sanguíneos y pruebas cutáneas (IgE, test cutáneo) permiten determinar el diagnóstico con exactitud. En algunos casos es preciso recurrir a provocar una reacción alérgica para complementar el estudio. Respecto a la terapia, para la alergia al trigo se aplica también una dieta, que implica renunciar al trigo y a las variedades de cereales relacionadas con él.