Razones para una dieta libre de gluten

Razones para una dieta libre de gluten

Celiaquía, Alergia al trigo, Sensibilidad al gluten y otras dolencias relacionadas...

Celiaquía

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten. El gluten es una proteína presente en muchos cereales, como el trigo, el centeno, el kamut, la espelta, la escanda, la cebada, el triticale y la avena.

Cuando una persona celíaca ingiere gluten en su alimentación, se produce inflamación y atrofia de las vellosidades intestinales, unas pequeñas estructuras que recubren la mucosa del interior del intestino delgado. La atrofia es lenta pero llega a ser prácticamente total, e impide que el organismo absorba nutrientes muy importantes, lo que desemboca a su vez en una malnutrición del organismo (déficit de minerales y vitaminas).

Article30_Zoeliakie Frau Brechreiz durch Kekse.jpg

Si se sospecha de un caso de celiaquía, se debe acudir a un médico especialista (gastroenterólogo) y consultarle acerca de los síntomas. A continuación se procederá a realizar un análisis de sangre, para ver si se detectan los anticuerpos típicos de la celiaquía (transglutaminasa IgA). Si el resultado del análisis es positivo, se complementa con una biopsia de intestino delgado. Si se constata que las sospechas eran ciertas y el paciente es celíaco, tan solo queda una posibilidad para la terapia: llevar una dieta estrictamente libre de gluten. Es crucial que el paciente siga incluyendo el gluten en su alimentación antes de las pruebas, de lo contrario los resultados podrían quedar invalidados.

Se calcula que aproximadamente entre el 0,5 y el 1 % de la población alemana sufre de celiaquía.

Alergia al trigo

Article30_Weizenkorn.jpg

La alergia al trigo no debe confundirse con la celiaquía. El agente desencadenante de la reacción alérgica son las distintas fracciones de proteínas del trigo. Distintos análisis sanguíneos y pruebas cutáneas (IgE, test cutáneo) permiten determinar el diagnóstico con exactitud. En algunos casos es preciso recurrir a provocar una reacción alérgica para complementar el estudio. Respecto a la terapia, para la alergia al trigo se aplica también una dieta, que implica renunciar al trigo y a las variedades de cereales relacionadas con él.

Sensibilidad al gluten

Article30_Frau mit Bauchschmerzen 4.jpg

La sensibilidad al gluten (en inglés, gluten sensitivity, no es ni una alergia al trigo ni una forma de celiaquía. En todo caso, sus síntomas se asemejan a los de esta última. En líneas generales, el diagnóstico solamente se puede determinar por un procedimiento de exclusión. Tras descartar mediante diagnóstico la celiaquía y la alergia al trigo, se hace necesario verificar si una alimentación sin gluten provoca una mejora de los síntomas. Si es así, podemos hablar de una sensibilidad al gluten.

Otras dolencias relacionadas

Article30_Blutuntersuchung.jpg

Varias enfermedades se producen en relación con la enfermedad celíaca. Estas se explican brevemente a continuación.

Intolerancia a la lactosa
A menudo la celiaquía va acompañada de intolerancia a la lactosa, debida al deterioro de la mucosa intestinal. Como consecuencia, los alimentos que contienen lactosa, como la leche y sus derivados, provocan molestias intestinales. El tratamiento de esta afección consiste en excluir de la dieta los alimentos con alto contenido en lactosa. En algunos casos la intolerancia a la lactosa desaparece tras pasar varios meses de alimentación sin gluten y haberse regenerado la mucosa del intestino delgado.

Diabetes
La diabetes tipo 1 es la enfermedad autoinmune que más frecuentemente se manifiesta de la mano de la celiaquía. Entre el 3 y el 8 % de los diabéticos tipo 1 sufren también de celiaquía. Por este motivo, todos los enfermos de diabetes tipo 1 deberían someterse a un estudio para verificar si además son celíacos. Este grupo de los afectados por la celiaquía también debe seguir una dieta equilibrada. Los alimentos ricos en carbohidratos complejos y fibras, como las frutas, las verduras y los frutos secos, tienen una especial importancia.

Article30_Frau kratzt sich am Arm 2.jpg

Malabsorción de la fructosa
Se trata de una intolerancia al azúcar de la fruta (fructosa), que puede surgir junto a la celiaquía derivado del deterioro de la mucosa que recubre el interior del intestino delgado. En este caso, lo importante es vigilar que no se supere el límite de cada paciente para la absorción de fructosa.

Dermatitis herpetiforme de Duhring
Se trata de la manifestación cutánea de la celiaquía. Consiste en una enfermedad inflamatoria que, si se diagnostica, irá siempre acompañada de celiaquía, automáticamente. Los síntomas son la aparición de ampollas urticantes similares a herpes, así como eczemas y enrojecimiento de la piel. El tratamiento implica también seguir una dieta sin gluten, que frecuentemente provoca una rápida mejoría del paciente.